domingo, 16 de agosto de 2009

100 % LUCHA




Cualquiera al ver las imágenes podría llenarse la boca hablando estupideces, diciendo que los jóvenes son mal influenciados por los payasezcos personajes de la TV. o por los “violentos” dibujos de Anime. La cuestión va más allá de eso…

Los chicos de la novena división de los clubes Boca Juniors y River Plate, protagonizaron un hecho lamentable en un partido disputado en Ezeiza. Las protestas por una decisión arbitral, terminaron en un tumulto que incluyó trompadas, patadas e insultos al por mayor.

Las consecuencias de esta batalla fueron los rostros de chicos de 14 años, sangrando como si volvieran de la guerra o de una pelea de pandillas.

La pregunta es ¿Quién es el culpable? Varias son las posibles respuestas a este interrogante:

Padres: Los que buscan la salvación en sus hijos, son los primeros que le inculcan la educación y son los que viven peleando desde las tribunas con árbitros y otros padres.

Jugadores profesionales: Ellos son los que tendrían que dar el ejemplo y no lo hacen. Piñas e imágenes vergonzosas, incluso en partidos “amistosos”, son las que recorrieron todos los canales y programas deportivos en este último tiempo. Profesionales que ante cualquier roce se van a las manos, olvidándose que el fútbol es un deporte de contacto. Si tanto molesta eso, deberían tener en cuenta que existen las escuelas de ballet.

Los medios: Son los encargados y responsables, de promover y darle lugar a estos hechos decadentes. Claro que este suceso es un producto que vende y es tapa en todos los diarios.

Los hinchas: Esos que al ver las escenas se divierten y alientan. Son los primeros en lanzar los comentarios de “que se joda por gallina” o “eso le pasa por bostero”.

El día que cambie la mentalidad de los sujetos mencionados anteriormente, los más chicos podrán aprender lo que es el valor del compañerismo y el respeto.